Wednesday, August 30, 2006

On the road

El pasado domigo, hacia las nueve de la noche, mientras paseaba por la Rua Augusta de São Paulo, me sorprendió ver luz en el interior de algunas peluquerías. Entre en una de ellas y comencé a charlar con la gente que allí estaba. La parte baja de la Rua Augusta está llena de night clubs, aquí conocidos como boates, y las prostitutas que allí trabajan vienen a peinarse antes de comenzar su jornada nocturna. Durante la noche del viernes y del sábado es frecuente que las peluquerías que se encuentran cerca de estos locales cierren en torno a las cuatro o cinco de la mañana. Suelen estar regentadas por hombres homosexuales de una edad entorno a los 35 años. La peluquería se trasforma en una especie de lugar de reunión para otros gays y travestis amigos del peluquero que animan el ambiente de trabajo con su conversación. De vez en cuando colaboran sosteniendo el peine en alto con alguna mecha de cabello estirada o manteniendo el secador en el lugar indicado. Los domingos, sin embargo, son más relajados, aunque Osvaldo, dueño de una de las peluquerías, me confiesa que hoy no acabará hasta la medianoche. Pregunté a la mujer que estaba peinando si ella trabajaba en alguna de las boates. Con ojos taciturnos me respondió que sí sin apenas desviar el ojo del espejo donde observaba atenta el trabajo de Osvaldo. De vez en cuando hundía la mirada y obervaba algo en su regazo. Unos minutos después, mientras recogía sus cosas y se iba, vi que se trataba de la fotografía que reproduzco aquí. Le pregunté qué era y me observó durante unos segundos. Es el camino que lleva a casa de mi madre, me dijo. Hacía años que no la veía. "Ahora, yo también va a ser madre, y viendo esa fotografía trato de organizar mis pensamientos para saber elegir bien todo lo que haga a partir de ahora". Sonriendo, me ofreció la foto. Tengo otra en el club, puedes quedarte con esta. Cuando cerró la puerta me di cuenta de que nadie había oido nuestra conversación, pero todos comenzaron a observarme. Tuve la seguridad de que nadie alli sabía que aquellos bellos ojos verían a su hjo dentro algunos meses.

1 Comments:

Blogger Shara said...

Hi O, I want to introduce you to http://freearticle.name

3:00 PM  

Post a Comment

<< Home